Algunas historias de deseos cumplidos



Magui

MAGUI: "Yo quiero ser famosa (muy famosa)"

Esta soñadora cautivó a todo nuestro equipo con su energía y amor, grabó un video para nosotros en el que nos mostraba su explosiva personalidad mientras bailaba y cantaba, su sueño fue para nosotros un reto, ya que contaba con solo 3 días para poder estar en el recital con Beyoncé. Su sueño bailaba al tono de "All the Single Ladies" en un escenario lleno de magia que conquistó nuestros corazones. Así fue como "Magui", como le llaman de cariño sus familiares -y ahora todo nuestro equipo- viajó el miércoles 7 julio al recital de Beyoncé en Miami. Los sueños no tienen límites, como así tampoco tiene límite nuestra magia para poder cumplirlos gracias a la ayuda de nuestros benefactores y nuestros voluntarios. Nuestro sueño se pintó de colores al ver la sonrisa de nuestra Magui. Ella aún no lograba creerlo y cuando Beyoncé justo cantó sus canciones favoritas no podía evitar gritar de emoción. Pero el sueño no terminó ahí: pudo conocer personalmente a su diva y compartir unos maravillosos momentos entre risas, lágrimas, abrazos y mucha…mucha felicidad! Luego, su experiencia siguió al compartir 8 días maravillosos en Miami junto a su familia.

Ver mas fotos.









Lucia

LUCIA: "Quiero conocer a Patricia Sosa"

Querido Equipo: Quisiera poder compartir y transmitirles la inmensa felicidad de nuestra soñadora Lucía al ver su sueño hecho realidad, ayer por la tarde cuando conoció a Patricia Sosa, pero me doy cuenta de que las imágenes que obtuve llegan al corazón y podrán transmitir la felicidad vivida y que las palabras a veces están de más.
Sólo quiero comentarles que Lucía vivió una tarde mágica de mimos, sonrisas, alegrías, caricias, regalos, abrazos, miradas profundas que llegaban al alma, de amor...mucho amor.
Lucía soñaba con conocer a Patricia Sosa y el momento había llegado. El lugar, el estudio de grabación.
Patricia nos recibió con atención y delicadeza. Le regaló a Lucía su magia, su encanto; se conectó a ella y dejó todo de lado -agenda, celular, compromisos- para brindarle a Lucía su tiempo.
Rieron, compartieron anécdotas, se escucharon, se miraban con tanto amor que los ojitos de Lucía brillaban de emoción y felicidad. Conoció el estudio de grabación y hasta cantaron juntas! Lucía lo hacía tan bien que la aplaudían, la felicitaban y la invitaron a grabar en el estudio su canción preferida “Aprender a Volar”. Pero no sólo eso: la generosidad de Patricia y su equipo es tan grande que la invitaron a acompañar a Patricia en el Luna Park, en Junio de este año.
“Puedes creer, puedes soñar….” dice la canción. Lucía ahora sabe lo que significa el valor de soñar!!!
Infinitas gracias desde el corazón de todo Make-a-Wish, a Patricia Sosa y su equipo por tanto amor a nuestra soñadora.
MARIA SILVIA




Fabricio

FABRICIO: "QUIERO SER CHEF"

Este es un sueño lleno de magia, de dulce, sonrisas y –sobre todo- de cambios en la vida de Fabricio. El día que lo entrevistamos fue muy difícil la comunicación con él para saber realmente que era lo que deseaba: es un niño muy introvertido, pero, como todos los niños, lleno de inocencia y dulzura.
Como nuestra labor nunca desfallece, estábamos ahí precisamente para saber qué era lo que Fabricio más deseaba en su corazón.
Nos expresó que quería: una cocinita, que en la sala de juegos del hospital Gutiérrez, donde se atiende, hay una y él jugaba con ella. Además contó que ayudaba a su mamá a preparar las comidas.
Al traer la información a la oficina y al momento de ver la mejor manera de hacer realidad este sueño, se nos ocurrió “deseo de ser chef por un día”. Hicimos todos los preparativos junto con la mágica ayuda del Hotel Alvear y su Jefe Pastelero, Ricardo, tanto que le confeccionaron el uniforme de chef y su placa identificatoria.
Por fin llegó el día de hacer realidad un sueño: el sueño de Fabricio, este niño de pocas palabras que, al final, encontró en Ricardo a un Maestro.
Fue así que, en la recepción del Hotel Alvear, el jefe de pastelería Ricardo, recibió a Fabricio para llevarlo a la cocina e introducirlo en el mágico y dulce mundo de la pastelería. La complicidad fue inmediata. Durante más de 1 hora cocinaron juntos galletitas, chocolates, bombones y alfajorcitos, sin importarles las miradas del público. Ellos estaban en su mundo y Fabricio, muy atento, a todas las indicaciones de su Maestro le recordó: “Tenemos algo en el horno”. Su prolijidad fue tan excepcional que los bombones que no salían perfectos iban a parar a su boca
Sonreía, se tomaba fotos, hablaba de los bombones, para finalmente partir con toda su producción y más sorpresas que teníamos para él: una máquina para hacer pastas, otra para helados y una cocinita para seguir haciendo más ricas cosas en casa.
Es un sueño más que cumplimos y es un niño más que hacemos feliz!
Un nuevo pastelero se sumó al Hotel Alvear y al corazón de todos los que recibimos este mensaje.




Juan

JUAN MARTIN: "QUIERO TENER UN MOLINO DE VIENTO"

Querido Equipo:
Les cuento que el sábado a las 11.30 hs. llegué a Tandil. Un sueño muy especial se iba a concretar. En la casa de nuestro soñador me esperaba con una gran sonrisa Lorena, mamá de Juan Martín, a quien muy temprano habían llevado a lo de una tía. Él no se imaginaba que el molino con el que tanto había soñado estaba muy cerquita. En el jardín de la casa de este soñador tan especial, Angel Blaiotta y su equipo trabajaron a prisa y con amor armando y colocando el gran molino.
Cuando todo estuvo listo, trajeron a Juan Martín, nos dimos un gran abrazo y le pedí que cerrara los ojitos. Tomados de la mano fuimos caminado hasta donde un sol brillante iluminaba su sueño!!!
Exclamó: “Es de verdad??? Lo vas a dejar acá???”. Le dije “Make a Wish® está cumpliendo tu gran sueño”. Entonces abrazó a su mamá y ambos lloraron de la emoción. Debo ser sincera y contarles que a todos se nos escapó alguna lágrima de alegría. En ese momento nuestros latidos acompañaron a Juan Martín en ese abrazo gigante lleno de amor.
Luego no podía dejar de mirarlo y preguntar “Cuánto mide?” “Por la noche, con la luz de la luna, lo voy a poder ver?” “Puedo abrazarlo?”...
Era un momento realmente mágico. Después le entregué los tomos de Don Quijote de la Mancha, que le encantaron. Juntos buscamos la parte en la cual Don Quijote y Sancho se encuentran con los molinos de viento...y nos reímos juntos.
Fue una tarde de puras sonrisas, alegrías, sorpresas y mucho amor. Habíamos logrado cumplir con el sueño de Juan Martín: "el molino en el jardín, que girara al compás del viento y que pudiera verlo desde la ventana" ya era realidad.
Me siento orgullosa de pertenecer a Make a Wish®. Somos un equipo que trabaja todos los días por ver en la carita de nuestros soñadores una gran sonrisa de felicidad al ver su sueño hecho realidad.
A disfrutar las fotos!!!
Cariños





Te invitamos a conocer más historias en FACEBOOK